Sunday, October 28, 2012

" el revolucionario gallego " 

". . .  mi padre ha muerto donde quería"   Expreso desde Puerto Rico, Patricia Gutiérrez Menoyo,  hija de Eloy Gutierrez Menoyo, el comandante revolucionario cubano que desafió a Castro y que falleció en la cuidad de  La Habana, Cuba; a sus 77 años;  este pasado Viernes 26 de octubre de 2012. 


1959     Fidel Castro charla con Eloy Gutiérrez Menoyo y William A Morgan, en una fotografía datada en La Habana el 14 de agosto de 1959. El español, nacionalizado cubano tras la Revolución, fue condenado en 1965 a 30 años de prisión por participar en una acción armada contra Castro. (foto: AP)


1960     Marcha del Nuevo Gobierno Revolucionario en La Habana el 5 de marzo de 1960. De izquierda a derecha, en la primera fila: Fidel Castro, Osvaldo Dortico, Ernesto "Che" Guevara, Augusto Martínez-Sánchez, Antonio Núñez-Jiménez, William Morgan y Eloy Guttiérrez Menoyo.(foto: AP)



1986      Eloy Gutierrez Menoyo a su llegada a Madrid, procedente de Cuba el dia 20 de diciembre de 1986. El disidente al gobierno de Castro fue puesto en libertad gracias a la intermediación del entonces presidente Felipe González. (foto:Bernardo Perez)


2006     Eloy Gutiérrez Menoyo volvió en los noventa a Cuba y se entrevistó con Castro. En 2003 se instaló de manera definitiva en la isla. En la imagen, fotografiado en 2006 junto a su coche que usaba en La Habana. (foto: Mauricio Vicent)


ELOY GUTIERREZ MENOYO  1934 - 2012
por: Yoanni Sanches  El Pais (España) 
Comandante de la revolución cubana y luego opositor al castrismo, que falleció este viernes en La Habana a los 77 años. Su esposa, Flor Ester Torres Sanabria, informó de su deceso a varias agencias de prensa, a familiares y amigos.
Gutiérrez Menoyo nació en Madrid el 8 de diciembre de 1934 y formó parte de la lucha que llevó a Fidel Castro al poder. Se trasladó a Cuba junto a su familia en 1945, después de perder a uno de sus hermanos en la batalla de Majadahonda, mientras combatía junto a las fuerzas de la República. En la mayor de las Antillas moriría Carlos, otro hermano suyo, quien cayó en 1957 durante el ataque al palacio presidencial. En esa acción, cuyo objetivo era ajusticiar al dictador Fulgencio Batista, participó también el propio Eloy Gutiérrez Menoyo.
Miembro del Directorio Revolucionario, se convirtió a los 22 años en el jefe de acción de esa organización en la ciudad de La Habana. Durante la etapa de la lucha guerrillera fundó y dirigió el Segundo Frente, ubicado en las montañas del Escambray, en la zona central de Cuba. Al triunfar la Revolución en enero de 1959, pasó a integrar las Fuerzas Armadas Revolucionarias pero rápidamente se agudizaron sus desacuerdos con el Gobierno de Fidel Castro. En 1961 salió de la isla, para regresar en 1964 liderando un intento armado de derrocar al régimen de La Habana. Fue hecho prisionero y condenado a 30 años de cárcel.
Pasó 22 años en prisión, en duras condiciones y durante ese tiempo su salud se deterioró, perdió la visión de un ojo y parte de su capacidad auditiva. Fue excarcelado en 1983, tras intensas gestiones del Gobierno de Felipe González. Gutiérrez Menoyo se radicó entonces por un breve tiempo en España para finalmente exiliarse en la ciudad de Miami. Allí fundó la organización Cambio Cubano, que fue duramente criticada por varios sectores de exiliados por promover un diálogo con las autoridades cubanas.
En esa nueva etapa de su vida pudo realizar varias visitas a la isla, incluso llegó a entrevistarse con el propio Fidel Castro. En 2003 durante una estancia en Cuba, anunció que se quedaría a residir de forma permanente en territorio cubano. Aunque su decisión iba contra las leyes migratorias, las autoridades le permitieron quedarse aunque nunca le regularizaron su situación legal.
En sus primeras declaraciones después de decidir quedarse en Cuba, Gutiérrez Menoyo confirmó que quería hacer oposición. Sin embargo su deteriorado estado físico limitó mucho su actividad política. En su testamento, publicado por EL PAÍS, confirma que no se le había “extendido el carnet de identidad” y tampoco se le había “otorgado el espacio político que se discutió en un tiempo”.
Patricia Gutiérrez Menoyo, hija del comandante, aseguró este viernes que su padre “había muerto donde quería”. “Mi padre fue una de las personas más valientes, el guerrero más dulce que he conocido”, enfatizó la también editora, radicada en Puerto Rico.
El texto de despedida de Gutiérrez Menoyo deja abierta la puerta al optimismo, al asegurar que el futuro de Cuba “se basa en la fuerza telúrica de esta isla; en la ternura infinita de la mujer cubana; en el poder de innovación de su gente más sencilla. La herencia de perdurabilidad de la nación cubana resistirá todos los ciclones de la historia y a todos los dictadores”.
Durante la tarde de este viernes el cuerpo de Eloy Gutiérrez Menoyo será velado en una céntrica funeraria de la capital y el sábado será cremado. Para las nuevas generaciones de cubanos su nombre se pierde en la niebla del tiempo y de la historia, pero para quienes lo conocieron queda la sensación de que se ha perdido un buen hombre, preocupado por esa patria adoptiva que hizo suya.


 E P D 
ELOY GUTIERREZ MENOYO
1934 - 2012
1959  Eloy Gutiérrez Menoyo

Fotografiado aquí el 2 de octubre de 1959.  fue uno de los comandantes extranjeros que combatió contra la dictadura de Batista. fundador del Segundo Frente Nacional del Escambray, frente guerrillero independiente al de Castro en la Sierra maestra. (foto:Lester Cole )


Eloy Gutiérrez Menoyo cubano nacido en Madrid en 1934, comandante de la revolución que depuso al dictador Fulgencio Batista, dictó este texto a su hija durante su enfermedad para que fuese publicado a su muerte:

LA REVOLUCIÓN CUBANA ESTA AGOTADA

El año 1959 registró un acontecimiento que parecía marcado por la poesía: la Revolución Cubana. De aquella Revolución, esparcidos por la isla y por el mundo, quedan hoy restos dolorosos de un naufragio. En el 2003 regresé a Cuba. Enemigo en un tiempo del Estado cubano y percibido así oficialmente, intentaba una actividad pacífica que fecundara a favor de un espacio político. Durante años, desde el exilio en visitas puntuales a Cuba, habíamos dialogado con este gobierno con vista a una apertura política. Con el país hecho añicos, sin el socorro de la desaparecida esfera comunista, no le quedaba a Cuba otra salida que no fuera el cambio.
Así se lo manifesté a Fidel Castro en nuestros encuentros que consideré breves pero sustantivos. Sin embargo, desde mi llegada sorpresiva, no se me ha extendido el carnet de identidad ni se me ha otorgado el espacio político que se discutió en un tiempo. Es cierto que se ha tolerado mi presencia pero ello ha ocurrido bajo el ojo orwelliano del Estado que se ha preocupado por observar de cerca a nuestra militancia.
En el tiempo que he pasado aquí, he visto también la destitución de sus cargos de algunos de los funcionarios oficiales que compartieron conmigo y otros activistas de Cambio Cubano, no sólo la preocupación por los problemas que asolan a nuestro pueblo, sino también la urgencia de producir la necesaria apertura política. Esa apertura política traería consigo grandes transformaciones que se hacen impostergables y para las cuales no faltó en los momentos de nuestras conversaciones cierto estímulo alentador por parte del más alto liderazgo de este país.
Hoy día, sin perder mi fe en el pueblo cubano, denuncio que aquella empresa, llena de generosidad y lirismo, que situaría de nuevo a Cuba a la vanguardia del pensamiento progresista, ha agotado su capacidad de concretarse en un proyecto viable.
Comparto esta realidad con los mejores factores del pueblo cubano, estén en el gobierno, en sus depauperadas casas o en el exilio, y asumo la responsabilidad de este tropiezo a la vez que me reafirmo en las ideas que en su inicio suscitaron la admiración de amplios sectores cubanos e internacionales. Hago esta declaración en medio también de un diagnóstico médico en lo que va menguando mi salud personal. Asumo la responsabilidad de esta batalla y no me amedrenta el hecho de que algunos puedan calificarla de fracaso. La voluntad de perpetuarse en el poder de Fidel Castro ha podido en este caso más que la fe en la posible renovación de los mejores proyectos cubanos desde fecha inmemorial. ¿Cuál es la Cuba a la que me enfrento hoy en medio de mi enfermedad? Es una Cuba desolada en la que el carácter ético del proceso de 1959 se ha hecho inexistente. El ciudadano ha ido perdiendo consciencia de sí mismo: se resiste aunque a veces no lo exprese y la juventud se sustrae y convierte el deseo de escapar en una obsesión desmesurada. Grandes sectores de la gente de a pie ya sabe de memoria que esta revolución ya no tiene sentido moral. El cubano ha ido perdiendo su esencia. Sobrevive en la simulación y en ese extraño fenómeno del doble lenguaje. Las estructuras son irracionales. La extranjerización de la economía se monta precariamente sobre una fórmula absurda y desbalanceada que excluye el protagonismo y la iniciativa nacional.
El gobierno que pregonó ser del pueblo y para el pueblo no apuesta por la creatividad y la espontaneidad nacional y el sindicalismo brilla por su ausencia.
Me ha tocado vivir de cerca la ardua faena de intentar hacer oposición en este país. He sido firme en mi posición independentista y en mi llamado a marcar distancia de cualquier proyecto vinculado a otros gobiernos. Pero el gobierno cubano ha sido tenaz en su minuciosa labor de hacer invisible a la oposición, a la que se coacciona y cohíbe de movilizarse y no se le permite insertarse en las áreas importantes de las comunicaciones o la legislación.
¿Cómo indemnizar a un país por 50 años de disparates contra su ciudadanía? ¿Cómo se indemniza a un pueblo de tantos daños directos contra la colectividad y el ciudadano? ¿Cómo se le indemniza de los errores por consecuencia?
El gobierno cubano no deja duda de su incapacidad de crear progreso. Como resultado de esta realidad el cubano deambula por sus calles como un ciudadano disminuido, inquieto, triste e insolvente. En la mentalidad de los que se aferran al poder a toda costa ese ciudadano es el modelo y candidato perfecto a la esclavitud. La Constitución no funciona. El sistema jurídico es una broma. La división de poderes no es siquiera una quimera. La sociedad civil es, como el progreso, un sueño pospuesto por medio siglo.
¿Burla la justicia la madre desesperada que busca leche para su hijo en la bolsa negra? Hace unos 60 años, Fidel Castro se dirigió a un magistrado, en medio de una dictadura pero con prensa libre como testigo, y explicó que si se le acusaba por uso de fuerza militar revolucionaria, ese agravio, ese desacato a la ley, y aquella querella oficial contra él, debían ser desestimados ya que el gobierno existente era producto ilícito de un golpe de estado. Aquella lógica, inexpugnable y cierta, podría aplicarse hoy día, en nombre de la oposición para decir que el gobierno cubano hace un grosero uso del poder absoluto y que su consolidación a perpetuidad es una intolerable disposición testamentaria. Se usaría bien aquel planteamiento de Fidel ante un magistrado para decir que nadie puede hacerse custodio eterno de un país ni llevar adelante una meticulosa empresa de abolir la realidad y de paralizar el avance. También se me ocurriría preguntar dónde está la dirección originaria del proceso por el que murió mi hermano Carlos o cuándo terminará la desazón de sentir que el futuro está hipotecado. Durante 50 años de destreza política y control policiaco el cubano ha sido un verdadero héroe de la subsistencia dentro de un laberinto dialéctico. Ha manejado el desencanto y el extravío y el desdoblamiento y la fatiga. ¿Qué tiene de nuevo que decirle este gobierno a ese cubano acerca de su destino incierto? Según los médicos, mi diagnostico es irreversible. Voy sintiendo que cada día será más opaco y a la vez más cierto en la brevedad de mi destino. No temo el diagnóstico que parece ser una ruta y la caminaré con calma y con esperanza en el futuro de Cuba, esta tierra de hombres y mujeres inigualables. Quisiera decir que me reitero en las ideas que alentaron en mí y en mis hermanos mis padres generosos; ni tamizo ni renuncio a mi vinculo con la socialdemocracia, una vinculación que es, cada vez más, a partir de la visión incluyente de la historia; las posibilidades de éxito de cualquier visión política se engrandecen o achican a partir de la generosidad y el sentido de compromiso colectivo, la capacidad de acuerdo de sus portadores.
Si ofendí a alguien, si los fantasmas de las diferentes contiendas me tentaron a faltarle a la generosidad, pido benevolencia, al igual que olvido a quienes pudieron haberme juzgado de manera apresurada hoy reflexiva. Creo haber servido a Cuba en diferentes etapas por encima de los errores de mi autenticidad, de cualquier falta de visión de mi parte o de cualquier terquedad en el camino. Durante la revolución, creo haber sido una voz de humanismo que se manifestó quizá mejor en el sentido de oponerme a los fusilamientos. Haber vivido en mi infancia la guerra civil española me había preparado para intentar al menos el dominio de las pasiones. No creo haber sido de los que permitieron el reverso del sueño que acabó en convertirse en la peor pesadilla. Alguien podría interpretar este documento como un lamento pesimista. Sin embargo, no es ese su propósito como no va en él ninguna forma de cólera aunque me haga eco de estos duros quebrantos de la familia cubana a la que me uní desde mi niñez al llegar a Cuba como miembro de una familia de exilados españoles republicanos. Mi optimismo se basa en la fuerza telúrica de esta isla; en la ternura infinita de la mujer cubana; en el poder de innovación de su gente más sencilla. La herencia de perdurabilidad de la Nación cubana resistirá todos los ciclones de la Historia y a todos los dictadores. Varela es más que una seña. Maceo es más guía que guerrero admirable. Martí no es una metáfora. La suerte llegará. Cuando el último cubano errante regrese a su isla. Cuando el último joven nacido en Madrid, en Miami o en Puerto Rico se reconozca en la isla. Cuando sanen las heridas y desaparezca el dolor habrá un pueblo que tendrá cautela de celebrar su nueva dicha y de cuidarse de magos iluminados y de proyectos mesiánicos. Porque, no importa cómo, la suerte llegará: delgada, silenciosa y frágil como una mariposa llena de júbilo, como una señal para este pobre pueblo que merece algo mejor. Yo sé que habrá una mariposa que se posará en la sombra. Me habría gustado poderle decir que habría querido dar más; acaso ella habría entendido que sólo pude dar mi vida y que tuve el privilegio de ser parte de esta isla y de este pueblo.

El Pais (España) 







Monday, September 24, 2012


del patrimonio 
ARQUITECTÓNICO CUBANO
por: Fernando Rodríguez Sosa



RESEÑA
La arquitectura del Movimiento Moderno
Selección de Obras del Registro Nacional
2012 (Ediciones Unión, 250 pp) 
coordinación y edición del Arq. Eduardo Luis Rodríguez


En el contexto editorial cubano contemporáneo, la arquitectura no ha sido un tema tratado en su real dimensión. Y ello es lamentable, pues no se ha promovido el alcance de esas edificaciones que han trascendido en el tiempo, como testimonio de esos estilos, tendencias y técnicas constructivas que han marcado una determinada época del devenir de la humanidad. Todo nuevo libro, por ello, que coadyuve al rescate y conservación de los valores arquitectónicos merece el reconocimiento de lectores y críticos. Como sucede, ahora, con el volumen titulado La arquitectura del Movimiento Moderno. Selección de obras del Registro Nacional (Ediciones Unión, 250 pp), que cuenta con coordinación y edición del arquitecto Eduardo Luis Rodríguez.

Con los auspicios del Comité Cubano para la Documentación y Conservación de los edificios, sitios y barrios del Movimiento Moderno (Docomomo Cuba), organismo adscrito a Docomomo International, este libro ha sido preparado por un equipo de especialistas integrado, entre otros, por Sergio García, Vivian Más, Flora Morcate, Ramón Recondo, Wilfredo Rodríguez, Milene Soto y María Victoria Zardoya.

Se proponen estas páginas presentar una vasta documentación sobre ciento cincuenta de las más relevantes edificaciones construidas, entre 1931 y 1979, en diversas provincias y ciudades de la isla. Así, a través de una amplia colección de fotografías, que se acompaña de breves textos sobre cada una de las construcciones seleccionadas, se conocerán los rasgos característicos de las obras edificadas bajo los presupuestos señalados. “Este libro –asegura el también investigador Eduardo Luis Rodríguez—  no es una historia de la arquitectura cubana del Movimiento Moderno, ni contiene un inventario de todas las realizaciones significativas que se construyeron en el país como manifestaciones del mismo. (…) Como criterio regidor fundamental de la selección primó el dar prioridad a la calidad y a la excepcionalidad, en nuestro contexto, de los exponentes escogidos”.

La arquitectura del Movimiento Moderno. Selección de Obras del Registro Nacional  logra, en una entrega de impecable factura, esa integración, no siempre alcanzada en títulos de sus características, entre el rigor investigativo y la amenidad discursiva. Así lo demuestra, por ejemplo, el siguiente texto:

Edificio Radiocentro 1945 -1947    Arq. Junco, Gastón y Domínguez 

Al momento de su construcción el edificio Radiocentro, hoy Instituto Cubano de Radio y Televisión        significó un importante logro para los seguidores del Movimiento Moderno, por la fuerte repercusión que tuvo en la escena profesional. Debido a regulaciones de altura existentes entonces, fue necesario un permiso especial para proceder a su ejecución, y una vez terminado se convirtió en una presencia ineludible por sus grandes dimensiones, su singular volumetría y su céntrica ubicación. La obra contiene un cine-teatro de gran tamaño, varios estudios de televisión y gran cantidad de oficinas, además de locales comerciales rentables en la planta baja, distribuidos a lo largo de una calle peatonal interna. Este fue el primer complejo con tal concepción y magnitud construido en Cuba. 

Como comenta, en las breves palabras de presentación de este repertorio, José Antonio Choy, presidente de Docomomo Cuba, espera que “este esfuerzo investigativo y editorial contribuya a divulgar un tesoro esencial de nuestro patrimonio arquitectónico y, lo que es más importante, incite a fomentar una conciencia de respeto y de salvaguarda de lo que constituye nuestra herencia arquitectónica más reciente”.

Salvar los valores de la nación es una manera de rescatar la memoria histórica. La arquitectura del Movimiento Moderno Selección de obras del Registro Nacional contribuye a tan noble empeño. Un libro que, al presentar una muestra del patrimonio arquitectónico de la Isla, invita a reflexionar en el valor de esas joyas y en cómo conservarlas para el disfrute de las generaciones por venir.



datos:
www.uneac.org.cu 





ARQUITECTURA CUBA 1959
primeras publicadas bajo el Gobierno Revolucionario
nacidas con el advenimiento de una nueva Cuba, adjunto aires de esperanza, el lapso del tiempo a sido su más fuerte crítica y lo ha dicho todo



ARQUITECTURA CUBA 
el nombre de la revista pionera y decana de los arquitectos cubanos, surgió por primera vez en el año 1917 con el nombre de ARQUITECTURA, al que en los siguientes años sumaron, 

EL ARQUITECTO
ARQUITECTURA Y ARTES DECORATIVAS
ARQUITECTURA Y URBANISMO

hasta llegar al actual a principios de los cincuenta. En esta época sobresale como director el Arq. Luis Bay Sevilla y luego a partir del año 1959, adjunto el nuevo gobierno revolucionario se publican unos 70 números. Adjunto aparecen tres de las primeras publicadas bajo el nuevo Gobierno Revolucionario de la época. Estas publicaciones surgidas en el momento del cambio junto a aires de esperanza, el  transcurso del  del tiempo a sido su  mas fuerte orador, el tiempo lo ha dicho todo. Hoy, una “nueva etapa” reaviva la revista partir del año 1996, dirigida  bajo el mando del Arq. Eduardo Luis Rodriguez, arquitecto en ejercicio, crítico e historiador que ha publicado numerosos artículos en revistas de arquitectura. Él es también el autor de la guía La Habana: Arquitectura Moderna 1925-1965, La Habana Colonial: Guía de Arquitectura, y La Habana: Arquitectura del Siglo XX. Miembro fundador de la Sección Cubana de la Documentación y Conservación del Movimiento Moderno (DOCOMOMO), para quien está dirigiendo el próximo registro de obras modernas con valor patrimonial. 

ARQUITECTURA CUBA Año XXVII  No.306  Enero - 1959

dirigida:  
Arq. José M. Bens Arrarte

jefe de redacción: 
Arq. Reinaldo Estévez

editorial: 
Nuevo Programa de Acción del Colegio Nacional de Arquitectos Cuba  1959

"Una Cuba Nueva en que solo impere el afán constructivo de una patria feliz y próspera, para todos los cubanos, sin distingos raciales, políticos, social . . . para que nuestra profesión esté debidamente preparada para su primordial función social, incluyendo en sus proyecciones el bienestar general de la nación, y como consecuencia al del propio arquitecto . . . "

ARQUITECTURA CUBA Año XXVII  No.308  Marzo - 1959

dirigida:  
Arq. Jaime Sallés Buigas

jefe de redacción: 
Arq. Reinaldo Estévez

editorial:
"Fidel Castro Ruiz, en febrero de ese al año visita al Colegio Nacional de Arquitectos y  en un discurso trazó una nueva política, erradicando la actividad privada, las edificaciones de lujo y la necesidad de concentrar los esfuerzos en las obras sociales"  Como consecuencia de este discurso pronunciado por el director del Nuevo Gobierno Revolucionario comienza una gran parte importante de los mas destacados arquitectos cubanos a  exiliarse del país.

artículos de interés: 
Homenaje a los estudiantes de arquitectura que dos años atrás habían protagonizado el asalto a Palacio
Tradicional celebración del día del arquitecto. 

ARQUITECTURA CUBA Año XXVII  No.309-310  Abril / Mayo - 1959

dirigida:  
Arq. Jaime Sallés Buigas

jefe de redacción: 
Arq. Reinaldo Estévez

editorial: 
en anonimato por el Arq. Nicolás Quintana

colaboradores:  
Arq. Eugenio Batista
Arq. Manuel Gutiérrez
Arq. Nicolás Quintana
Arq. Fernando Salinas
Arq. Raúl Glez. Romero
Arq. Vicente Morales
Arq. Víctor Morales
Arq. Matilde Ponce

graficas:
Esc. Rolando López Dirube

portada
Edificio FOCSA

artículos de interés:  
Talleres y Laboratorios de Ingeniería Eléctrica y Mecánica de la Universidad Católica de Santo Tomas de Villanueva - por el arquitecto Manuel Gutiérrez
Arquitectos, Reforma Urbana y Vivienda  - análisis de la Nueva Reforma Urbana
Primeras Escuelas Rurales  - la Escuela hexagonal del diseño por el arquitecto Matilde Ponce Copado

datos:
Fleitas Cuba Collection 
Arquitectura Cuba   www.arquitectura-cuba.blogspot.com

Sunday, September 23, 2012

CABAÑAS DEL SOL 
RESIDENCIAL YATCH CLUB
. . . el fin de una era se aproxima 
nueva pagina en facebook alerta sobre la próxima demolición del complejo de edificios

Patrimonio Moderno Cubano y Caribeño que será demolido para noviembre del 2012

El capítulo cubano del Comité Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) ha realizado una declaración en la que alerta sobre las consecuencias de planes gubernamentales para demoler el Hotel Internacional y las Cabañas del Sol.

Las Cabañas del Sol, antiguo Residencial Yatch Club construido en el año 1955, bajo un diseño de la firma Moenck y Quintana, marcaron un hito en la historia de la arquitectura cubana en virtud de sus valores funcionales al igual que estéticos.


Cabañas del Sol / Residencial Yatch Club

Proyectistas: 
Arquitectos. Moenck y Quintana
Firma constructora: 
Moenck y Quintana
Inauguración: 
1957


YATCH CLUB INSIGNE DEL MODERNISMO EN CUBA 
reconocida imagen internacional 

Las Cabañas del Sol / Residencial Yatch Club fue diseñado y construido por la firma Moenck y Quintana y marcaron un hito en la historia de la arquitectura cubana, en virtud de sus valores estéticos y funcionales. Son un ejemplo de creatividad y conciliación entre influencia internacional y el legado de nuestra tradición arquitectónica.

Es el ejemplo más importante, en su época, de la Arquitectura Cubana de un conjunto turístico diseñado en forma de urbanización de baja altura. Tuvo tanto éxito que antes de ser concluida la construcción fueron vendidas todas las cabañas.

En el mundo se promueve cada vez con mayor fuerza el rescate de los llamados hoteles históricos, como una categoría especial, tanto en términos culturales como económicos. Creemos, no resultaría aconsejable demoler estas edificaciones valiosas del patrimonio moderno y cultural del país, como sucede frecuentemente en países donde la especulación inmobiliaria domina y ensombrece el panorama cultural de esas sociedades. Hoteles de similar valor y de la misma época del Internacional de Varadero y las Cabañas del Sol, han sido demolidos en nuestra área, como sucedió con el hotel Jaragua de Santo Domingo, acción que fue condenada por la comunidad internacional; más recientemente una campaña mundial salvó al hotel La Concha de Puerto Rico que hoy remodelado es una de las atracciones turísticas de esa isla del Caribe.





HOTEL VARADERO INTERNACIONAL
. . . el fin de una era se aproxima 
nueva pagina en facebook alerta sobre la próxima demolición del edificio   

https://www.facebook.com/HotelInternacionalVaraderoCuba


Patrimonio Moderno Cubano y Caribeño que será demolido para noviembre del 2012

El capítulo cubano del Comité Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) ha realizado una declaración en la que alerta sobre las consecuencias de planes gubernamentales para demoler el Hotel Internacional y las Cabañas del Sol.

Hotel Varadero Internacional, una obra diseñada por el arquitecto Ricardo Galbis, construida por la firma Mira y Rosich, e inaugurada en 1950, se distinguió por su avanzado diseño, a tono con las mejores tendencias de la arquitectura turística en su momento y por su agradable integración visual con la playa, entre otros méritos.

proyectistas: 
Arquitectos Ricardo Galbis y Vicente Llanera
director de obras: 
Ing. Pedro Castañeda
firma constructora: 
Mira y Rosich
período de ejecución:
Enero 1949 – Diciembre 1950
inauguración: 
24 de diciembre de 1950
dueño: 
Sr. William Leibow
cantidad de habitaciones: 
161 más la casa del dueño

HOTEL INSIGNE DEL MODERNISMO EN CUBA 
reconocida imagen internacional 

El Hotel Varadero Internacional, denominado por muchos el decano de la playa azul fue diseñado por Ricardo Galbis y Vicente Llanera, de la firma cubana Mira y Rosich, que también fue autora y constructora del Hotel Comodoro de La Habana y del Jagua en la ciudad de Cienfuegos. Fue inaugurado en la navidad del año 1950 y se distinguió por su avanzado diseño a tono con las mejores tendencias de la arquitectura turística del momento, la expresión de los valores de la cultura arquitectónica cubana asimilados por la modernidad y la excelente integración visual con la playa, entre otros méritos.

En el mundo se promueve cada vez con mayor fuerza el rescate de los llamados hoteles históricos, como una categoría especial, tanto en términos culturales como económicos. Creemos, no resultaría aconsejable demoler estas edificaciones valiosas del patrimonio moderno y cultural del país, como sucede frecuentemente en países donde la especulación inmobiliaria domina y ensombrece el panorama cultural de esas sociedades.

Hoteles de similar valor y de la misma época del Internacional de Varadero y las Cabañas del Sol, han sido demolidos en nuestra área, como sucedió con el hotel Jaragua de Santo Domingo, acción que fue condenada por la comunidad internacional; más recientemente una campaña mundial salvó al hotel La Concha de Puerto Rico que hoy remodelado es una de las atracciones turísticas de esa isla del Caribe.























Wednesday, September 19, 2012


. . . fragmentos literarios cubanos 







-          Ocupante principal ¿ primer apellido?
-          Carmona

-          ¿ Segundo apellido ?
-          Bendoiro

-          ¿ Nombre ?
-          Sergio

-          ¿ Ocupación ?
-          Ninguna

-          ¿ Usted no trabaja? 
-          No

-          ¿ De que usted vive ?
-          Bueno de la renta de unos apartamentos

-          Uhh, ¡ Ex propietario !
-          ¡ Si !

-          ¿ Edad ?
-          treinta ocho años  

-          ¿ Ingreso neto ?
-          600 pesos

-          ¿ Otros ingresos del núcleo familiar ?
-          No, yo vivo solo

-          ¿ Paga a la Reformo Urbana ?
-         No

-          ¿ Ultimo mes pagado?
-          No, nunca he pagado  nada

-          ¿ Concepto de ocupación? ¿ Propietario, adquirido, isofectuarío, ilegal ?
-          No, no, propietario

-          ¿ esta embargado ?
-          No

-          Un hum. . . ¿ Cuantos metros cuadrados aproximadamente tendrá esto ?
-          ¿ Figúrese ?

-          ¿ Mas o menos ?
-          ¿ Bueno pero es que . . . ?

-          . . . Esss bastante amplio.
-          ¡ Si !

-          Digamos 100 , 200 metros
-          Bueno, yo creo que tiene un poco más,  ¿ usted quiere medirlo ?

-          No, no, nos basta con su palabra.
-          Eh, pongamos 300 y si hay algún irregularidad después lo arreglamos

-          ¿ Tipo de construcción ? Ladrillo
-          Si, ¿creo que si ?

-          ¿ El local se compone de ? un departamento. Eh, cuantos cuartos ?
-          Tiene un dormitorio y un cuarto de estudio

-          ¿ Tendrá cuarto de criados ?
-          Ahhh, . . .  si,  tienes dos

-          ¿Servicio sanitarios cuantos ?
-          Tiene, uno, dos, tres, cuarto, cinco

-          ¿ Cuanto baños ?  
-          ¡ Tres !

-          ¿ Ascensores ? ¡ dos! ¿ Estado de conservación ? ¡. . .  bueno!   ¡ firme aquí !   
-          ¿ Y . . . ,  todo esto para qué es?  

-          ¿ Esto un . . . ? ¡ . . .para un control !
-          ¿ Pero, baya esto . . .  ?

-          No se preocupe.   Si hay algúna irregularidades,  después se  lo  avisaremos.


Memorias del Subdesarrollo, Edmundo Desnoes